Category

Arte Digital

Melting Memories

Big Data y Arte Digital. De la sociedad hiperconectada a la creación artística.

By | Arte Digital, Arte y Tecnología, Big Data

Vivimos en una sociedad hiperconectada. Para lo bueno, para lo malo y para lo peor. Utilizamos los millones de dispositivos móviles que se venden en el mundo principalmente para comunicarnos, para compartir emociones, información, datos. Normalmente con la gente que queremos, pero cada vez más con «amigos»en el mundo digital, y con empresas que lo quieren saber todo de nosotros.  Muchos de esos datos los compartimos sin ser conscientes de que lo estamos haciendo. Nosotros por inconsciencia y desconocimiento tecnológico, y las empresas rozando los límites de la ilegalidad. O traspasándolos. El uso del Big Data cambiará nuestro futuro como sociedad.

El Director japonés Keiichi Matsuda, a quien tuvimos la oportunidad de conocer en persona y charlar en el entorno de las conferencias internacionales de arte y tecnología hace ya 8 años en Bilbao, presentó por aquel entonces su visión del futuro relacionado con esta hiperconexión de la sociedad. Un futuro ciertamente inquietante, completamente digitalizado y en cierta forma apocalíptico. El director de cine John Carpenter bien podría dirigir una nueva entrega de sus películas apocalípticas con Kurt Russel en Los Ángeles o Nueva York, pero esta vez a través de esta ambientación hiper digitalizada.

Hace 8 años, esta visión de la sociedad (actualizada por el director hace 3 años en el vídeo de este post) causaba entre el público cierta risa, pero hoy en día parecemos estar condenados a que se haga realidad en un futuro no muy lejano. La deshumanización de la sociedad.

Esta hiperconexión hace que se generen cada momento millones de datos, auténticos desiertos indescifrables, que suponen el boom del big data y la aparición de los arqueólogos del siglo XXI que ayudan a interpretar estos datos para que las empresas puedan tomar decisiones en base a estos análisis de datos masivos. Desde mejorar nuestro rendimiento deportivo, ofrecernos servicios y productos más personalizados, o detectar necesidades de infraestructuras que mejoren la calidad de vida de los habitantes del planeta. Con la aparición en escena de la Inteligencia Artificial, las posibilidades se multiplican entorno al análisis y uso de estos millones de datos, y algunas empresas y entidades comienzan a utilizar también esta información para vigilarnos, realizar detenciones preventivas, para decidir si somos válidos o no para acceder a un crédito, a un trabajo o para despedir a profesores en base a los resultados académicos globales de las Universidades. Y como no, para señalar e incluso matar selectivamente. En resumen, para aumentar las diferencias y desigualdades sociales. Es lo que llamamos el lado oscuro del Big Data.

Debajo de todos esos procesos complejos de captura, análisis e interpretación del big data hay algo que supone la base y la verdadera clave de la tecnología. Las personas. No nos equivoquemos, el origen y finalidad de estos datos masivos se encuentra en las propias personas. Pero en cambio, a la hora de configurar los algoritmos de estos sistemas complejos de análisis y tomas de decisiones, nos olvidamos precisamente del ingrediente principal, de las variables humanas, de las emociones, de los condicionantes sociales, y en definitiva con todas aquellas cosas que tienen que ver con el ser humano. Y dejamos el poder de decisión a los propios algoritmos, a las máquinas. Es el comienzo del fin de la sociedad como tal, y el respeto hacia nosotros mismos como humanidad. STOP.

Humanizar la tecnología, incluso los millones de datos que se originan en el universo, es uno de los objetivos de ElektrART y de otros muchos artistas internacionales que crean en el entorno de la unión entre arte y tecnología. La utilización de datos masivos para crear obras de arte de carácter físico o digital, favorece a la comprensión de esos millones de datos por parte de la ciudadanía, y a establecer una conexión emocional y más humana entre las personas y la propia tecnología. La Cultura y el Arte son universales, si bien la tecnología no lo es, dado que depende en gran medida del acceso a la misma, de su desarrollo y de su uso dependiendo del contexto. Y mucho menos lo es la tecnología digital. Es por ello, que la conversión de los sistemas complejos relacionados con el big data o la inteligencia artificial a entornos visuales artísticos, contribuye a la humanización de esta y otras tecnologías.

Mesh, Stephen Cartwright

Mesh (Human Powered Outdoor Activity 2015), Stephen Cartwright (de la Web del artista)

Los artistas utilizan datos de diferente índole para sus propias creaciones. Desde los datos originados por sus propios desplazamientos durante años, como el caso del artista Stephen Cartwright, quien durante los últimos 20 años ha ido anotando casi absolutamente todo lo que ha llevado haciendo en el día a día para convertirlo después en esculturas abstractas basadas en esos mismos datos, hasta Refik Anadol, el artista turco residente en Los Ángeles que crea espectaculares instalaciones de arte digital basadas en datos reales que se generan en diferentes entornos. Es el caso de su célebre instalación “Virtual Depictions” que representa la actividad en tiempo real de Twitter en la ciudad de San Francisco, transformada en una obra de arte digital de enormes dimensiones e integrada con la arquitectura de la ciudad.

O su más reciente y espectacular obra “Meelting Memories” que representa en parte la propia actividad cerebral de las personas a través de complejos sistemas neuronales monitorizados con tecnologías proporcionadas por el Neuroscape Laboratory de la Universidad de California en San Francisco.

En 2015 parte del equipo de ElektrART coincidió con el artista en Los Ángeles y conocimos de primera mano algunos de sus trabajos y sus nuevas investigaciones en el ámbito de los algoritmos e inteligencia artificial aplicada la creación artística. Durante este año 2019, “Meelting Memories” ha sido expuesta por primera vez en España en el ámbito del LEV Festival celebrado en Gijón durante el mes de mayo.

En ElektrART nos encontramos trabajando actualmente en el desarrollo de nuevos sistemas de interpretación artística basados en grandes cantidades de datos en tiempo real. “The Beat of Bilbao” es una obra de arte digital que estamos creando y que representa el latir de la ciudad de Bilbao a través de la actividad de sus propios habitantes.

The Beat of Bilbao

«The Beat of Bilbao», detalle del proceso de la obra de arte digital, 2019. ElektrART

Esta actividad se basa en datos reales existentes a través de los sistemas Open Data y en datos obtenidos a través de diferentes sensores que proporcionan información de la propia ciudad. Este proyecto artístico, actualmente e desarrollo, se encuentra en una fase intermedia en la que la pieza principal y central que representa a la propia ciudad, cobra vida con la presencia de la propia ciudadanía.

De cómo humanizar la tecnología a través de la creación artística y acercar el potencial de la unión entre arte y tecnología a la ciudadanía, seguiremos hablando en nuestro blog de ElektrART. Aprovecha a disfrutar de nuestro portfolio creativo y contacta con nosotros sin compromiso para cualquier comentario que nos quieras hacer.

Diseño de instalaciones de Arte Digital para eventos

By | Arte Digital, Arte y Tecnología, Eventos, Instalaciones inmersivas

El vertiginoso avance de las nuevas tecnologías ha producido un cambio importante en los procesos creativos y de producción de las instalaciones artísticas, ya sean diseñadas con un carácter puramente expositivo para los museos, galerías o espacios públicos, como las creadas para otros entornos como eventos, o incluso para su instalación en las oficinas centrales de empresas que quieren disponer de una obra de arte digital innovadora en sus instalaciones. La tecnología nos permite a los artistas repensar desde el inicio el soporte final de nuestra instalación artística, lo que implica además un estudio inicial sobre el impacto final en la audiencia dependiendo de la propia tecnología y el espacio expositivo final. La tecnología, como herramienta, ofrece infinitas posibilidades a los artistas para la creación de sus instalaciones de arte digital, y así mismo forma parte inseparable desde el inicio de conceptualización y creación de la instalación artística.

La unión entre Arte y Tecnología está cambiando de forma radical la forma en la que tanto los artistas como la audiencia nos relacionamos con el mundo del arte, desde el proceso creativo, pasando por el proceso de producción de la obra de arte, hasta el proceso de exhibición de la propia obra y su interacción con el público, que pasa de un modelo completamente pasivo como el modelo de exposición que conocemos en la actualidad en la mayoría de los museos, a nuevos modelos más dinámicos, interactivos o inmersivos.

Instalacion de Arte Digital

Fotografía correspondiente al ensayo general de la instalación de arte digital «Suite for a Generative Art Dream».

 

Cuando nos encargaron crear y producir una instalación de arte digital para el evento internacional Bilbao Bizkaia Design Week, tuvimos en cuenta diferentes variables antes de abordar el proyecto. En primer lugar, los espacios iniciales de representación o exhibición de la instalación artística, el potencial público asistente al evento, y el tipo de impacto que en este caso el cliente quería lograr con la instalación. No es lo mismo crear por el placer de crear, que crear bajo ciertos criterios determinados por un cliente al inicio del proceso. Podríamos deliberar profundamente si el resultado final, bajo condicionantes iniciales por parte de un cliente es diferente que el obtenido por la pura actividad creadora de un artista, y con total seguridad diríamos que sí, sobre todo en el plano emocional. Pero no cabe duda, que el resultado de una instalación artística bajo el pedido inicial de un cliente o una agencia de comunicación ya sea para un evento o para una instalación en las oficinas centrales de una empresa, tiene igualmente un fuerte carácter artístico de principio a fin de la creación de la obra de arte o instalación artística.

Instalación de arte digital

Secuencia de la interpretación de la instalación de arte digital «Suite for a Generative Art Dream» en el auditorio del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

 

“Suite for a Generative Art Dream” es una instalación de arte digital creada por ElektrART, que surgió bajo la premisa inicial de crear un entorno inspirador e innovador antes de comenzar un gran evento y a conseguir un estado inicial de creatividad en la audiencia. Mediante la unión de dos disciplinas artísticas, como son el arte digital y la creación musical, creamos un entorno sensorial inversivo que favoreciera a magnificar las emociones en el público, a través de la unión de una pieza musical contemporánea interpretada por un solo de violoncelo, y acompañada visualmente por diferentes escenas evocadoras de arte digital. Los visuales se complementan con la interpretación musical, y la música complemente a los visuales de arte digital.

Para la creación de las diferentes escenas de arte digital el equipo creativo de ElektrART se inspiró en la pieza Sólo para Violoncelo del compositor catalán Gaspar Cassadó. La instalación, en su globalidad, representa un viaje abstracto a la mente del compositor mientras crea la pieza musical en su mente. Un viaje a lo más profundo del proceso de la creación musical, que tiene su espejo interior en la representación visual de la propia composición musical. La unión entre ambas disciplinas como la visual y la musical, ayudaba a magnificar la experiencia artística y cultural del espectáculo, consiguiendo ese entorno creativo e inspirador al inicio del evento.

Instalación de arte digital

Fotogramas correspondientes a las 10 diferentes escenas de la obra de arte digital «Suite for a Generative Art Dream»

 

En el plano creativo, al inicio de la conceptualización de las instalaciones de arte digital, creamos en primer lugar el story board de los visuales de arte digital, basados en la propia composición musical, y que da finalmente lugar al plano estético en este caso de las 10 composiciones visuales de las que está formada la instalación de arte digital. Cada escena, de duración determinada integra diferentes aspectos relacionados con la animación digital en 3D, las texturas o la propia iluminación de cada secuencia. Las mismas escenas van asociadas a diferentes secuencias musicales que identificamos inicialmente en la pieza musical con la ayuda de los propios músicos que interpretarán la pieza en la instalación final. Inicialmente las escenas surgieron de una forma totalmente analógica en la mente del equipo creativo y sobre el papel, para posteriormente su adaptación e interpretación en el ámbito de la animación de arte digital.

A nivel de producción, y bajo los condicionantes iniciales de los espacios de interpretación, que en esta ocasión fueron el Auditorio del Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Auditorio del Azkuna Zentroa de Bilbao, creamos la pieza de arte digital en dos difirerentes resoluciones para su proyección en espacios completamente panorámicos que implicaban la utilización de diferentes proyectores para abarcar todo el espacio de proyección previsto. En total se realizaron 10 escenas de arte digital que formaban una pieza final de 13 minutos de duración, que sincronizaban con el movimiento 1 y 2 de la pieza musical Solo para Violoncelo de Gaspar Cassadó.

A nivel expositivo y de puesta en escena, la instalación de arte digital se representó con la interpretación en directo de la pieza musical, por parte de una violoncelista en el Museo de Bellas Artes y otro violoncelista en el Azkuna Zentroa. La unión entre la pieza de arte digital proyectada sobre una superficie de 15 metros en el escenario y la presencia e interpretación musical en directo contribuyó a la creación de un espectáculo de enorme belleza visual, musical y emocional con fuerte impacto en la audiencia del evento. A continuación podéis disfrutar del vídeo íntegro de la instalación de arte digital «Suite for a Generative Art Dream» interpretada en el auditorio del Azkuna Zentroa de Bilbao.

La unión de arte y tecnología nos permite crear experiencias únicas, bellas e inolvidables, tanto en el plano de la creación artística a través del diseño de instalaciones de arte digital como en el diseño de escenografías, y la generación de entornos inspiradores y creativos en eventos. Escríbenos si quieres que te ayudemos a diseñar tu evento de forma creativa e innovadora a través de la creación y diseño de instalaciones de arte digital.